"Cuando Llega
El Momento"
(Los Mesoneros)

...ver

"Indeleble"(Los Mesoneros)

...ver

Canserbero
& Apache
(2013)

...ver

Las guerrillas y la pacificación

...Descargar

Rawayana - High feat Apache (Video Oficial)

...ver

Fonseca - Arroyito (Video Oficial)

...ver

Los Mesoneros - "Caballo Nuevo"

...ver

La democracia de Punto Fijo

...Descargar

Entrevista a
Ramón Yánez

...ver

Mireille Mathieu - Comme d'habitude ( My way )

...ver

Hernán Marín
canta y baila

...ver

El malquerido
canta el "Chino"

...ver

Memorias
de un
proletario

...Descargar

Maná: Hasta Que Te Conocí (Video Oficial)

...ver

Marina
una Chilena
atrapada en la IV

...Descargar

Simón Díaz
Caballo Viejo

...ver

Hoy como Ayer más de 200 crónicas

...Descargar

María Rodríguez
"Los Dos Titanes"

...ver



El arte de romper un trato: el retiro de EEUU del acuerdo nuclear iraní

Autor/fuente: Pepe Escobar en misionverdad.com  (10-05-2018)

Rompiendo las reglas de la diplomacia global, la Administración Trump ahora viola el multilateral Plan de Acción Conjunto y Completo (PACC), o en lenguaje llano: el acuerdo nuclear iraní. Los matices están notablemente ausentes en lo que sólo se puede describir como una difícil salida unilateral.

Todas las sanciones suspendidas de Estados Unidos contra Irán serán restablecidas, y otras severas adicionales se impondrán.

No importa que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha confirmado repetidamente que Irán cumple con todos los requisitos del PACC como se verifica por 11 reportes detallados desde enero de 2016. Incluso el secretario de Defensa estadounidense James Mattis defendió la rigurosidad de sus mecanismos de verificación.

Sin embargo, los hechos parecen irrelevantes. El PACC es el único éxito tangible en política exterior de la Adminstración Obama, por lo que, por razones de política doméstica, debe ser destruido.

El discurso de apertura del presidente Donald Trump al "pueblo iraní" en la Casa Blanca tampoco basta. La arrolladora mayoría de los iraníes apoyan el BACC, y cuentan con ello para aliviar los apuros económicos.

Aun más, los asesores del "cambio de régimen" de Trump apoyan a la exiliada Organización los Muyahidines del Pueblo (OMP), despreciada más allá de pensado a lo interno de Irán.

Como subtrama menor, actores geopolíticos racionales preguntan qué clase de asesor de seguridad nacional "aconsejara" estratégicamente a su jese hacer explotar un multilateral y operativo acuerdo nuclear, respaldado por las Naciones Unidas.

Para ir al grano: la decisión estadounidense de abandonar el PACC no abrirá el camino de un arma nueclar iraní. El Líder Supremo Ayatolá Jamenei, quien tiene la última palabra, repetidamente acentúa que éste es anti-islámica.

Cambio de régimen
No abrirá la senda hacia el "cambio de régimen". Por contrario, los iraníes de línea dura, clérigos y otros, están capitalizando mediante su interpretación desde el principio: no se puede confiar en Washington.

Y tampoco abrirá el camino hacia una guerra sin cuartel. No es un secreto que cada ejercicio del Pentágono jugando a la guerra contra Irán terminó siendo horripilante. Esto incluye el hecho de que el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) podría salir del negocio del petróleo en cuestión de horas, con grandes consecuencias en la economía global.

El presidente Hasán Rouhaní, en su tranquila, calmada, serena respuesta, enfatizó que Irán seguirá comprometida con el PACC. Inmediatamente antes del anuncio, ya había dicho: "Es posible que enfrentemos algunos problemas por dos o tres meses, pero los resolveremos".

Respondiendo a Trump. Rouhaní afincó: "De ahora en adelante, este es un acuerdo entre Irán y cinco países... de ahora en adelante el P5+1 ha perdido su 1... debemos esperar y ver cómo los otros reaccionan".

"Si llegamos a la conclusión de que con la cooperación con los cinco países podemos mantener lo que queremos a pesar de los esfuerzos israelíes y estadounidenses, Barjam (la descripción iraní del PACC) sobrevivirá".

Claramente, una titánica pugna interna ya está en camino, girando alrededor de la Administración Rouhaní -que actualmente está trabajando en diversificar la economía-, que encarará una arremetida por parte de los partidarios de la línea dura. Ellos siempre caracterizaron el PACC como una traición a los intereses nacionales de Irán.

Luego de Rouhaní, "otros" reaccionaron rápido. El gran trío de la Unión Europea (UE3) conformado por Alemania, Francia y Bretaña dejó en claro que los nexos comerciales y de inversión con Irán no serán sacrificados. Esta opinión tuvo eco por parte de la primera diplomática de la UE, Federica Mogherini, en una declaración.

Aun así, la pregunta clave ahora es cómo, en una economía global interconectada, los bancos europeos podrán comerciar.

Diplomáticos en Bruselas contaron a Asia Times que la UE ya está concebiendo un complejo mecanismo para proteger a las compañías europeas que hacen negocios con Irán. Esto es algo que se ha estado discutiendo entre diplomáticos iraníes y del UE3.

Si en el transcurso el UE3 capitula, incluso con el apoyo de Rusia y China, el PACC habrá terminado efectivamente con impredecibles consecuencias. Podría incluirse una posible salida de Irán del Tratado de No-Proliferación Nuclear.

En el crucial frente petrolero, comerciantes del Golfo dijeron a Asia Times que incluso con nuevas sanciones estadounidenses, y la posibilidad de que el crudo se precie más allá de los actuales 70 dólares por barril, acaso 1 millón de barrilles al día del petróleo iraní simplemente desaparecerán de los mercados globales.

Si la UE, que importa el 5% de su petróleo a Irán, se rinde bajo mucha presión, estas exportaciones se relocalizarán en clientes asiáticos como China, India, Japón y Corea del Sur.

La decisión estadounidense también ensombrece la próxima reunión EEUU-Corea del Norte. La percepción en Pyongyang -sin mencionar a Beijing y Moscú- será inevitable: no se puede confiar en EEUU.

Por todas sus defectos, el PACC permanece como un complejo y meticulosamente deiseñado acuerdo multilateral, que tomó 12 años de diplomacia para negociarlo, y fue sancionado por la ONU.

El núcleo esencial
Las consecuencias geopolíticas fueron enormes. Para empezar, Washington se encuentra estratégicamente aislado. Los únicos actores aplaudiendo la decisión de hacer pedazos el acuerdo son el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y el príncipe heredero de Aarabia Saudía Mohammad bin Salman.

Mientras Irán es un núcleo esencial en proceso de integración en marcha de Eurasia, la alianza comercial y de inversión con Moscú y Beijing será más fuerte, como lo ha reportado Asia Times.

En el frente militar, nada podrá prevenir que Rusia suministre a Irán de los sistemas de misiles S-400 o que China haga lo mismo con los DF-21D.

El PACC fue una compleja promesa técnica para marear. En paralelo, no es un secreto que el establishment estadounidense nunca superó la Revolución Islámica de 1979. La hoja de ruta privilegiada en Beltway (donde hacen vida los que toman las decisiones en Washington) sigue siendo el "cambio de régimen".

El objetivo real de EEUU -mucho más allá de las tecnicidades del PACC- siempre fue geopolítico. Y eso significaba detener a Irán de convertirse en un poder líder en el suroeste de Asia.

Eso aún aplica como vimos en la reciente campaña del Comando Central de los EEUU: "neutralizar, contrabalancear y dar forma a los impactos desestabilizadores que Irán tiene a lo largo de la región...". O, en la terminología de Trump, limitar las "malignas actividades" de Irán.

El comandante del Comando Central estadounidense, general Joseph Votel, fue directo al meollo del asunto cuando dijo al Comité de Servicios Armados del Congreso en febrero que "Rusia y China están cultivando nexos multidimensionales con Irán... Saltando sanciones de la ONU bajo el PACC abre el camino a Irán de unirse a la Organización de Cooperación de Shangái".

En resumen, esto traiciona el proyecto entero que es impedir el proceso de integración de Eurasia, que involucra a Rusia y China como competidores iguales alineados con Irán junto a las Nuevas Rutas de la Seda.

Predeciblemente, estamos de vuelta al libro del finado Dr. Zbigniew Brzezinski, The Grand Chessboard (El Gran Tablero de Ajedrez).

"…Potencialmente el más peligroso escenario sería una coalición "anti-hegemónica" unida no por ideología sino por querellas complementarias... una gran coalición de China, Rusia, quizás Irán... es un remanente a escala y alcance del desafío puesto por el bloque sino-soviético, aunque en este tiempo, China podría ser el líder y Rusia su seguidor", escribió. "Para evitar esta contingencia... EEUU requerirá habilidad geoestratégica en los perímetros occidentales, orientales y sureños de Eurasia simultáneamente".

Así que Trump ha reorganizado el Gran Tablero de Ajedrez. Resulta que los persas, sin embargo, saben una cosa o dos sobre ajedrez.

Pepe Escobar es un analista geopolítico independiente y columnista del medio Asia Times. Ha colaborado con diversos medios, entre ellos Sputnik News, RT, Counterpunch, entre muchos otros.

Este artículo primero apareció en Asia Times el 9 de mayo, la traducción para Misión Verdad fue realizada por Ernesto Cazal

Haga un comentario

 

 

 

 

 

 

 

 

Caracteres restantes: 350

 

 

Numeros aleatorios

 

 

www.000webhost.com
Detalles indispensables
sobre los drones
que intentaron asesinar
a Nicolás Maduro (+Video)

Leer más

Motivos para el magnicidio:
los acuerdos geopolíticos
para esquivar las sanciones

Leer más

5 Aclaratorias en torno
a la derogación de la Ley
de Ilícitos Cambiarios

Leer más

Dormir demasiado
puede ser mortal
advierten científicos

Leer más